DIETA DESPÚES DE UNA CIRUGÍA MANGA GÁSTRICA

Es importante tener en cuenta la alimentación después de una intervención Manga Gástrica para los mejores resultados de pérdida de peso.
 
Durante las primeras semanas será necesario seguir una estricta dieta líquida. Luego comenzará a incorporarse alimentos blandos (semisólidos) y por último, de seis a ocho semanas después de la intervención podrán incorporarse alimentos sólidos.

La dieta postoperatoria de la cirugía de manga gástrica es obligatoria por dos principales razones: para reducir al máximo las posibilidades de una complicación y dar entrada al comienzo de un nuevo estilo de vida y de hábitos alimenticios que el paciente debe adoptar. Esto no quiere decir que el paciente no podrá comer alimentos normales, eventualmente lo podrá hacer solo que en porciones pequeñas y saludables.

En la primera fase posterior a la cirugía, se maneja una Dieta de Líquidos Claros, con esto nos referimos a cualquier líquido transparente y no muy espeso para que no se acumule en el estómago del paciente y provoque molestias o aumento de la presión dentro de éste.

En la segunda y tercer semana, para este momento, la gran mayoría de los pacientes están completamente adaptados y satisfechos con el hecho de estar bajo una dieta líquida temporal. Entonces se comienza una Dieta de Líquidos Completos, con esto nos referimos a líquidos ya más densos y pesados como: licuados altos en proteínas, sopas, cremas, etc. 
 
 
En la cuarta semana ésta es la última fase del proceso de adaptación posterior a la cirugía antes de ingerir dieta normal o sólida, una Dieta de papillas, ésta dieta incluye cualquier alimento que se pueda hacer papilla o su consistencia sea suave es recomendable: verduras, pollo, res, frutas, huevo, queso cottage, etc. Es importante que siempre se vigile el contenido calórico de los componentes de la papilla.

Primer mes, desde este momento en adelante, masticar el alimento muy bien será un hábito alimenticio muy importante que deberá ser adoptado por todo paciente que quiere obtener los mejores resultados posibles de su cirugía y este es un paso sencillo, sin embargo difícil de seguir, pero hará una enorme diferencia en el largo plazo tanto en los resultados finales con la pérdida de peso así como para tener una recuperación sin incidentes

Deberás masticar cada bocado entre 20 y 30 veces para evitar molestias innecesarias y percibir la señal de saciedad en el momento adecuado para evitar comer más de lo necesario. Las porciones no deberán ser más grandes que la palma de la mano del paciente. Para entonces el paciente ya deberá estar bien encaminado a la adquisición de hábitos alimenticios adecuados y deberá haber dejado aquellos malos hábitos que lo llevaron a tener que acudir a la herramienta que representa la cirugía bariátrica.

Le recordamos que el alcohol y cualquier otro alimento no sólido de alto contenido calórico NO ES recomendable en exceso en ningún momento después de la cirugía ya que afectaría los resultados finales en cuanto a la cantidad de pérdida de peso.

Después de los primeros 2 meses, el paciente ya puede comer normalmente cualquier alimento sin molestias pero siguiendo una dieta más saludable y en porciones moderadas. En realidad no hay algún alimento que quede totalmente prohibido pero se debe moderar lo que se come para poder alcanzar con éxito el peso y salud deseados.